Uniqo, distribuidor exclusivo en España de la revolucionaria impresora Blackbelt 3D


Algunos de los últimos modelos de Ford, Citroën o Peugeot llevan piezas impresas en 3D, una a una, por esta empresa oscense de ingeniería. Uniqo Custom Engineering es una compañía dedicada al desarrollo de proyectos de ingeniería personalizados, con más de 10 diseños protegidos como patente o diseño industrial a nivel nacional o europeo, y una de las pocas aragonesas especializada en diseño e impresión 3D para distintos sectores industriales.

Creada en 2016 pero con un rápido crecimiento gracias a su apuesta por la impresión 3D, Uniqo acaba de ser designada como distribuidora en España de la marca holandesa BlackBelt 3D, que fabrica máquinas de impresión tridimensional que han revolucionado el mercado con su sistema patentado de impresión infinita. Además, Uniqo también es ahora distribuidor en España de la marca ColorFabb, fabricante holandés de materiales de impresión 3D de alta calidad y prestaciones.

Uniqo es la única empresa de la provincia de Huesca especializada en impresión 3D para proyectos industriales, un sector que, según los expertos, crecerá más de un 40 % hasta el año 2021. Tal como ha explicado su fundador, Felipe Torrecilla, en rueda de prensa, “creé Uniqo Custom Engineering después de más de 10 años trabajando en proyectos de ingeniería para empresas del sector hidráulico y mecanizado. Siempre me interesó la impresión 3D como nueva tecnología para agilizar procesos, reducir costes y fabricar piezas y prototipos, y decidí formarme a fondo en la llamada fabricación aditiva”. Posteriormente se unieron al equipo otros dos profesionales: Lidia Acín, ingeniera responsable de proyectos, y Alain Escartín, técnico especializado en diseño y fabricación aditiva.

Uniqo dispone de 5 impresoras 3D de última generación que permiten impresión precisa e infinita, con materiales técnicos ultrarresistentes. Entre ellas la nueva BlackBelt, cuya tecnología única, con cinta transportadora de fibra de carbono, permite imprimir piezas de largo infinito y es capaz de producir en serie piezas extremadamente largas y voladizos horizontales sin soporte.

El equipo de Uniqo ha mostrado algunas piezas realizadas, como la calandra de un Mini histórico, unas válvulas hidráulicas o las piezas de una persiana antigua de madera. Además de permitir crear piezas inexistentes o realizar producciones reducidas, Alain Escartín ha añadido algunas ventajas más de la impresión 3D. “Permite la detección precoz de errores de diseño en las fases iniciales de desarrollo de un proyecto, y facilita poder realizar objetos funcionales muy resistentes, integrando en una única impresión varios materiales con sus correspondientes propiedades físicas y mecánicas”.

En la actualidad, Uniqo desarrolla proyectos de ingeniería de proyección nacional, y en algunos casos internacional, con clientes en distintos sectores industriales, tanto empresas como particulares. Además de servicios de ingeniería en proyectos de diseño mecánico, prototipado rápido y fabricación de piezas funcionales, Lidia Acín ha explicado que Uniqo “también realiza homologaciones de proyectos, certificados energéticos, proyectos de actividades, implantación de normas ISO de calidad y formación, sobre todo en diseño e impresión 3D, que es muy demandada en la actualidad”. Además, Felipe Torrecilla es formador y habilitador especializado en impresión 3D, designado por el Gobierno de Aragón para el despliegue de la Industria 4.0 en las empresas aragonesas.